Preguntas Frecuentes

Informes respaldan que los implantes de testosterona tratan eficazmente los síntomas en hombres y mujeres. Los implantes, colocados bajo la piel, liberan constantemente pequeñas dosis fisiológicas de hormonas que proporcionan una terapia óptima sin efectos adversos.
Los pellets o implantes están formados por hormonas (es decir, testosterona) que se comprimen o se funden en cilindros sólidos muy pequeños. Estos pellets son más grandes que un grano de arroz y más pequeño que un “Tic Tac”. En Estados Unidos, la mayoría de los pellets se hacen mezclando farmacéuticos y se suministran en frascos estériles de vidrio.

Pellets, or implants are made up of hormones (i.e. testosterone) that are pressed or fused into very small solid cylinders. These pellets are larger than a grain of rice and smaller than a ‘Tic Tac’. In the United States, the majority of pellets are made by compounding pharmacists and delivered in sterile glass vials.

Los pellets proporcionan niveles de hormonas constantes y saludables de 3 a 4 meses en mujeres y de  4 a 5 meses en hombres. Evitan las alteraciones o subidas y bajadas de los niveles hormonales (visto en otros métodos de obtención). Esto es importante para gozar de una salud óptima y para la prevención de enfermedades. Los pellets no aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos como la terapia de reemplazo hormonal convencional o sintética.

Estudios demuestran que, comparado con la terapia de reemplazo hormonal convencional, los pellets son superiores para el alivio de los síntomas de la menopausia, el mantenimiento de la densidad ósea, la restauración de los patrones del sueño, la mejora del deseo sexual, la libido y el rendimiento.

La testosterona suministrada por un implante de pellet, se ha utilizado para tratar migrañas y dolores de cabeza menstruales. También ayuda con la resequedad vaginal, la incontinencia, la urgencia y la frecuencia urinaria. Tanto en hombres como en mujeres, se ha demostrado que la testosterona aumenta la energía, alivia la depresión, aumenta la sensación de bienestar, alivia la ansiedad, mejora la memoria y la concentración. La testosterona, administrada por implante de pellet, aumenta la masa corporal magra (fuerza muscular, densidad ósea) y disminuye la masa grasa. Los hombres y las mujeres necesitan niveles adecuados de testosterona para una salud óptima mental y física,  para la prevención de enfermedades crónicas como Alzheimer y Parkinson, que se asocian con bajos niveles de testosterona.

Incluso los pacientes que no les han resultado otros tipos de terapia hormonal tienen una probabilidad de éxito muy alta con pellets. No existe otro método de administración hormonal que sea tan conveniente para el paciente como los implantes. Los implantes se han utilizado tanto en hombres como en mujeres desde finales de la década de 1930. Hay datos significativos que apoyan el uso de los implantes de testosterona tanto en hombres como en mujeres.

No se ha demostrado que la progesterona bio-idéntica aumente el riesgo de cáncer de mama como las progestinas sintéticas. Además, la progesterona, usada vaginalmente, no disminuye los efectos beneficos del estrógeno sobre el corazón como las progestinas sintéticas. El estriol es un estrógeno bio-idéntico ampliamente utilizado en Europa que no se anexa completamente al receptor de estrógeno y no estimula el tejido mamario.

Más de la mitad de las mujeres tratadas con estrógenos (especialmente con implante de pellets) experimentarán sangrado uterino. Si una paciente menopáusica tiene sangrado, debe notificar a su médico y hacerse una evaluación, que puede incluir una ecografía vaginal y una biopsia endometrial. El estrógeno también estimula el tejido mamario y puede causar quistes y dolor en el pecho. También aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama. Los niveles más altos de estrógenos (en la segunda mitad del ciclo menstrual) son necesarios para el embarazo. La mayoría de las mujeres se sienten mejor con niveles de estrógeno más bajos.

Casi todos los síntomas, incluyendo sofocos, se alivian con pellets de testosterona. Sherwin realizó un estudio en 1985 donde examinó la testosterona, la testosterona con estradiol, el estradiol y el placebo. El grupo de mujeres que respondió mejor (somática, psicológica y en general) … testosterona! Los peores grupos fueron estrógenos y placebos. Los niveles más altos de testosterona se asociaron con una mejor respuesta. Estos resultados son esperados. La testosterona es el principal “sustrato” para la producción de estrógeno en el cerebro, huesos, sistema vascular, mamas y tejido adiposo. Algunos médicos no entienden esto y pueden insistir en que la terapia de estrógenos es necesaria.
El exceso de estrógenos puede causar ansiedad, aumento de peso, grasa en el vientre, senos caídos, inseguridad emocional, síntomas premenstruales y cambios de humor. La exposición a largo plazo de estrógenos más fuertes como estradiol y Premarin puede aumentar el riesgo a padecer cáncer de mama. Además, estamos expuestos a muchos otros productos químicos parecidos a los estrógenos.
Algunas mujeres (y hombres) convierten demasiada testosterona en estradiol, lo que puede interferir con los efectos beneficiosos de la testosterona. Se puede recetar un “inhibidor de aromatasa” (es decir, anastrozol) para prevenir esto. Los pacientes, incluidos los supervivientes de cáncer de mama y los hombres con estrógenos elevados, pueden ser tratados con la combinación de implantes de testosterona-anastrozol.

La deficiencia hormonal muy comúnmente causa la pérdida de cabello, el tratamiento con los implantes de testosterona ayuda nuevamente al crecimiento del mismo. Con la terapia de pellets el cabello se vuelve más grueso y menos seco.

Algunos pacientes comienzan a “sentirse mejor” de 24 a 48 horas, mientras que otros pueden tomar una semana o dos en notar diferencia. Dieta, estilo de vida y equilibrio hormonal son fundamentales para una salud óptima. El estrés es un factor importante de enfermedades y desequilibrio hormonal. Los efectos secundarios y los acontecimientos adversos de los medicamentos recetados pueden interferir con los efectos beneficiosos del implante de testosterona.

Los pellets duran generalmente entre 3 a 4 meses en mujeres y de 5 a 6 meses en hombres. Los pellets no necesitan ser extraídos. Se disuelven por sí solos.
No. Las mujeres que son tratadas con implantes de testosterona (sin terapia de estrógenos) no requieren de progestina.
Sin embargo, si se prescribe estradiol u otro tratamiento con estrógenos, también se necesitan progestágenos. La principal indicación para el uso de progestinas sintéticas, como Provera® o progesterona, es prevenir la proliferación (estimulación) del revestimiento uterino causado por el estrógeno. No se requiere terapia con progestina si no se prescribe terapia con estrógenos. Sin embargo, puede haber otros beneficios para la salud de la hormona, la progesterona. Puede ayudar con la ansiedad y el insomnio. Curiosamente, los implantes de progesterona se han utilizado desde la década de 1940.
Los niveles hormonales se pueden evaluar antes de comenzar el tratamiento. Esto puede incluir una FSH (Hormona Foliculoestimulante), estradiol y testosterona (libre y total) para las mujeres. Los hombres necesitan un PSA (antígeno específico de la próstata), estradiol sensible, testosterona, LH (Hormona luteinizante), perfil hepático y hemograma antes de iniciar el tratamiento. También se pueden evaluar los niveles de TSH (hormona tiroidea).
En los hombres, el seguimiento de los niveles, incluyendo un PSA, hemograma y estradiol, se pueden obtener antes de la implantación de testosterona. Los hombres deben notificar a su médico de cabecera y obtener un examen rectal digital cada año. A las mujeres se les aconseja que continúen su examen mensual de auto-mama y obtengan una mamografía y / o Papanicolau según lo recomendado por su ginecólogo o médico de atención primaria.

El costo para la inserción de pellets es $400 para mujeres y $900 para hombres.  Los hombres necesitan una dosis mucho mayor de testosterona que las mujeres y el costo es mayor. Los pellets necesitan ser insertados 2 a 3 veces al año dependiendo de cuan rápidamente el paciente metaboliza las hormonas.

Cuando se compara con el costo de los medicamentos para tratar los síntomas individuales de la disminución de la hormona, los pellets resultan muy económicos.

Los pellets de testosterona pueden usarse en mujeres pre-menopáusicas (mujeres que no han dejado de menstruar). La testosterona ha demostrado aliviar la migraña y dolores de cabeza menstruales, ayuda con los síntomas de PMS (síndrome menstrual previo), ansiedad, depresión, aumenta la energía, ayuda con el sueño, mejora el deseo sexual y la libido. Si una mujer pre-menopáusica tiene un pellet de testosterona insertada, debe usar anticonceptivos. Hay un riesgo teórico de “masculinizar” un feto femenino (dando rasgos masculinos a un feto femenino).

Muy raramente, el paciente desarrollará una zona de enrojecimiento (3-8 cm) y picazón en el sitio del implante de testosterona. Hay una mínima o ninguna posibilidad de algún otro signo de infección. Las pastillas están hechas de testosterona, ácido esteárico y PVP (Povidona). Los pacientes pueden reaccionar a la PVP. Los implantes pueden ser compuestos o hechos sin PVP. Muchos pacientes que desarrollan una reacción local al implante tienen bajos niveles de cortisol y síntomas de insuficiencia suprarrenal. Puede recomendarse la prueba de cortisol. Si es necesario, 25-50 mg de benedryl funciona bien para la comezón. Ver el folleto “Reacción alérgica local” para recomendaciones adicionales.